RSS

Citas

SABER PERDER, David Trueba

La mentira a veces tiene la talla exacta para vestir una verdad.

El poder consiste en que antes de tu cabeza siempre haya otras por cortar.

Mirá, la empresa más rentable del mundo es la Iglesia y luego está el fútbol. Los dos viven de la gente con fe, nada más. ¿No es de locos?

El arte español, en todas sus facetas, escuchó Ariel, ha destacado por ser capaz de contar al tarado, al loco, al excéntrico. La representación del país a partir de su cara más negra y tarada es un hallazgo profundamente español.

Somos lo que transmitimos. No lo traicionemos.

EN DEFENSA DE ESPAÑA. DESMONTANDO MITOS Y LEYENDAS NEGRAS, Stanley G. Payne

Durante quinientos años, la imagen que España ha proyectado en otros países ha sido resultado más de una estampa descrita por escritores, viajeros y autores de panfletos extranjeros que de un cuadro dibujado deliberadamente por los propios españoles (…)

(…) las declaraciones más absurdas y exageradas sobre la cultura y la historia del país las han hecho los propios españoles.

LA RESISTENCIA ÍNTIMA, Josep María Esquirol

Resistir no solo es propio de anacoretas y ermitaños. Existir es, en parte, resistir.

¿Resistencia íntima? No hay resistencia sin modestia y generosidad. Por ello, la presunción y el egoísmo certifican su ausencia.

El resistente se resiste al dominio y a la victoria del egoísmo, a la indiferencia, al imperio de la actualidad y a la ceguera del destino, a la retórica sin palabra, al absurdo, al mal y a la injusticia.

La proximidad o, en su caso, el retorno a la proximidad (la casa, la compañía, el huerto, la intimidad…) son camino hacia la presencia y el sentido.

Nuestro existir es un permanecer en la proximidad, cuidando más que dominando. Acompañar y cuidar son expresiones de la proximidad, y esta, a su vez, resulta ser el carácter más distintivo de la cotidanidad.

Hemos optado por hablar de actualidad y no de presente (…) Ahora, cuando decimos “actualidad”, conservamos efectivamente su dominio, pero hemos introducido en ella una variación muy importante. La actualidad es, hoy, como la anticipación del futuro siempre inmediato (…) Y henos aquí mudados en servidores -por no decir esclavos- de la actualización del futuro.

No se trata de poseer, sino de amparar.

VIDA Y DESTINO, Vasili Grossman

La vida se extingue allí donde existe el empeño de borrar las diferencias y las particularidades por la vía de la violencia.

He sido testigo de los grandes sufrimientos del pueblo campesino, aunque la colectivización se hacía en nombre del bien. Yo no creo en el bien, creo en la bondad.

Nada es más duro que ser hijastro del tiempo. No hay destino más duro que sentir que uno no pertenece a su tiempo.

El fascismo y el hombre no pueden coexistir. Cuando el fascismo vence, el hombre deja de existir, quedan solo criaturas antropoides que han sufrido una transformación interna.

Sofia Ósipovna constataba con estupor que, aunque el proceso de evolución había llevado millones de años, habían bastado pocos días para hacer el camino inverso, el camino que va del ser humano a la bestia sucia y miserable desprovista de nombre y de libertad.

(…) la campaña para el exterminio masivo de personas exige una preparación especial. En este caso no basta tan solo con el instinto de conservación: es necesario incitar en la población el odio y la repugnancia.

El antisemitismo es un espejo donde se reflejan los defectos de los individuos, de las estructuras sociales y de los sistemas estatatales. Dime de qué acusas a un judío y te diré de qué eres culpable.

(…) bajo el fascismo, al hombre que desea seguir siendo un hombre se le presenta una opción más fácil que la de conservar la vida: la muerte.

Por lo general, no se limitaban a echarte del trabajo: primero te criticaban agriamente, después te despedían del trabajo, y por último te metían en prisión.

(…) las almas más puras están siempre e inevitablemente abocadas a la duda. El mundo está dominado por hombres de pocas luces convencidos firmemente de su razón. Las naturalezas superiores no dirigen los estados no toman grandes decisiones.

ALGO QUE BRILLA COMO EL MAR, Hiromi Kawakami

Parece mentira la cantidad de energía que podemos liberar las personas cuando nos concentramos en una sola cosa y nos olvidamos de todo lo demás.

Los momentos que vienen justo antes de empezar algo son los mejores. Siempre hacen ilusión y nunca son tristes.

NAPLES ’44: AN INTELLIGENCE OFFICER IN THE ITALIAN LABYRINTH, Norman Lewis

A few hundred yards away stood in a row the three perfect temples of Paestum, pink and glowing and glorious in the sun’s last rays. It came as an illumination, one of the great experiences of life.

DOS AMIGAS, Elena Ferrante

LA NIÑA PERDIDA (vol 4)

¿Aceptar que ser adultos es dejar de mostrarse, es aprender a ocultarse hasta desaparecer?

Cuántas palabras permanecen sin pronunciar incluso en una pareja que se ama, y qué elevado es el riesgo de que otros la destruyan pronunciándolas.

Exclamó que siempre había tenido que luchar para convencerse de que la vida tenía bordes sólidos, porque desde niña sabía que no había sido así.

(…) él es mucho peor que yo. Tiene la peor de las maldades, la de la superficialidad.

Hay momentos en que aquello que colocamos a los lados de nuestra vida y que parece que le servirá de marco eterno -un imperio, un partido político, una fe, un monumento, o también simplemente las personas que forman parte de nuestra cotidianidad- se desmorona de un modo por completo inesperado.

Una persona solo puede hacerte daño si la quieres.

LAS DEUDAS DEL CUERPO (vol 3)

(…) cada elección tiene su historia, muchos momentos de nuestra existencia permanecen comprimidos en un rincón a la espera de una salida, y al final esa salida llega.

Un hombre, salvo los momentos locos en que lo amas y se mete dentro de ti, se mantiene siempre fuera.

(…) la madurez consistía en aceptar el curso que había tomado la existencia sin agitarse demasiado, trazar un surco entre la práctica cotidiana y el aprendizaje teórico, aprender a verse, a conocerse a la espera de los grandes cambios.

UN MAL NOMBRE (vol 2)

Quizá se esté haciendo daño por dentro, porque las frases así gritadas en la garganta, en el pecho, sin que estallen en el aire, son como pedazos de hierro afilado que le hieren los pulmones y la faringe.

¿Será posible que los padres no mueran nunca, que los hijos los lleven dentro inevitablemente?

Tal vez debería decirle que las cosas carentes de sentido son las más hermosas.

(…) quien no aceptaba arriesgarse acaba deteriorándose en un rincón, sin confianza con la vida.

-Se titula Ulises.- ¿Habla de La Odisea?- No, habla de la mediocridad de la vida de hoy. -¿Y qué más?-. Nada más. Dice que tenemos la cabeza llena de tonterías. Que somos carne, sangre y huesos. Que todas las personas valen lo mismo. Que solo queremos comer, beber, follar.

LA AMIGA ESTUPENDA (vol 1)

(…) en mi vida he hecho muchas cosas, pero nunca convencida; siempre me he sentido un tanto despegada de mis propios actos.

(…) no hay gestos, palabras, suspiros que no contengan la suma de todos los crímenes que han cometido y cometen los seres humanos.

JUST KIDS, Patti Smith

(…) protested vehemently and announced that I was never going to become anything but myself, that I was of the clan of Peter Pan and we did not grow up.

“Oh, take their picture”, said the woman to her bemused husband, “I think they’re artists.” “og, go on”, he shrugged. “They’re just kids.”

“Nobody sees as we do, Patti”, he said again. Whenever he said things like that, for a magical space of time, it was if we were the only two people in the world.

We were as Hansel and Gretel and we ventured out into the black forest of the world. There were temptations and witches and demons we never dreamed of and there was splendor we only partially imagined.

LA LIBRERÍA, Penelope Fitzgerald

Florence tenía buen corazón, aunque eso sirve de bien poco cuando de lo que se trata es de sobrevivir.

(…) el coraje y la perseverancia son inútiles si no se ponen a prueba.

Su docilidad líquida iba tanteando el terreno, y se introducía sigilosamente por los puntos más vulnerables de los demás hasta encontrar un lugar apropiado en el que instalarse y sacar de él el máximo provecho.

No creo que los hombres sean mejores jueces que las mujeres -dijo Florence-. Pero pasan mucho menos tiempo lamentándose de sus decisiones.

GEOGRAFÍA HUMANA Y OTROS POEMAS, Gloria Fuertes

Debemos inquietarnos por curar las simientes, por vendar corazones y escribir el poema que a todos nos contagie. Y crear esa frase que abrace todo el mundo (…)

ANDANZAS Y VISIONES ESPAÑOLAS, Miguel de Unamuno

(…) la manía lamentabilísima que aqueja a casi todos los españoles; la manía de quejarse. (…) Y es que hay la voluptuosidad de la queja. Y a esa manía se une la manía de calumniarnos.

EN TORNO AL CASTICISMO, Miguel de Unamuno

¡Ancha es Castilla! Y ¡qué hermosa la tristeza reposada en ese mar petrificado y lleno de cielo!

LA ESPAÑA VACÍA, Sergio del Molino

La mirada cruel y desdeñosa hacia el paisaje del interior de la Península es una mirada española. Los extranjeros no han sido tan tremendistas al retratar la aridez y lo estéril.

ANTOLOGÍA CÁTEDRA DE POESÍA DE LAS LETRAS UNIVERSALES

Con tus alegrías regocíjate y con las desgracias aflígete sin desmesura: ve comprendiendo qué clase de cadencia al hombre rige (Arquíloco de Paros)

Desventurado aquel, cuya existencia está huera de amor! No es fácil hacer ni decir nada de espaldas al Deseo (Alfeo de Mitilene)

Y al fin, cuando sumemos muchos miles, los desordenaremos. Ni siquiera nosotros lo sepamos. Que no pueda un envidioso echarnos mal de ojo si conoce el total de nuestros besos (Catulo)

Odio y amo. Quizá me preguntes por qué. No lo sé. Pero así lo siento. Y sufro (Catulo)

Las cosas que hacen más feliz la vida son estas: (…) querer ser lo que eres y no preferir otra cosa; no temer el último día, ni desearlo (Marcial)

Y me angustio una y otra vez porque el pensamiento es incapaz de traducir el mundo y, la literatura, incapaz de apresar el pensamiento (Lu Ji)

Me bastará de ti una mirada furtiva, me conformaré con tu saludo breve; y yo nunca osaré consumar el deseo ni iré más allá de robarte una mirada; te preservaré de toda concupiscencia, te pondré por encima de las sospechas; me guardaré bien de la mirada del espía, el amor se puede perpetuar con tal recato (Ibn Zaydun)

No hay corazón tan duro que no llegue a ser blando con ruego, amor y llanto, ni tan frío querer que no se encienda (Petrarca)

¿Qué importa lo que pueda ser la realidad que se encuentra fuera de mí, si me ha ayudado a vivir, a sentir que soy y lo que soy? (Baudelaire)

No es que Morir nos duela tanto. Es el Vivir lo que nos duele más (Emily Dickinson)

Abril es el mes más cruel, criando lilas de la tierra muerta, mezclando memoria y deseo, avivando raíces sombrías con lluvias de primavera (TS Elliot)

No preguntéis por qué mi mente corre, inquieta; para mí no hay descanso más que donde ella está (Dorothea Schlegel)

CRÓNICA DE LOS WAPSHOT, John Cheever

Solo los amantes, con sus camas crujiendo alegremente, se salvarían de esa tristeza.

El miedo tiene el sabor de un cuchillo herrumbroso, no dejarlo entrar en casa.

CLARISSA, Stefan Zweig

Cada uno tiene que conocer su propia causa y desempeñarla hasta el final. Basta con tener algo en lo que creas.

(…) los cargos importantes son peligrosos para los hombres mediocres, les cambian el carácter cuando deben sobrepasar sus propios límites.

CHALLENGER, Guillem López

Hay gente que tiene deudas con el banco, otros, con la mafia; Marie tiene deudas con el pasado o, por lo menos, así lo siente. Los sentimientos son el peor contrato vitalicio.

EL CUENTO DE LA CRIADA, Margaret Atwood

Luke estaba en la sala. Me abrazó. Los dos estábamos destrozados. ¿Cómo íbamos a saber que éramos felices, incluso entonces? Porque al menos teníamos nuestros abrazos.

Nadie muere por falta de sexo. Es por falta de amor por lo que morimos.

La humanidad es muy adaptable, decía mi madre. Es sorprendente la cantidad de cosas a las que llega a acostumbrarse la gente si existe alguna clase de compensación.

LA CASA DE LAS BELLAS DURMIENTES, Yasunari Kawabata

¿Acaso los días juveniles de una persona no la hacían tal como era, conduciéndola a través de toda la vida?

MANAZURU, Hiromi Kawakami

El paso a la edad adulta era un camino sembrado de toda clase de altibajos que el adolescente no podía esquivar. Por eso me daba lástima. Porque era pequeña y no sabía nada.

EN LA ORILLA, Rafael Chirbes

Con la edad, aumentan los conocimientos sobre lo desagradable de la vida y, seguramente como mecanismo para hacerlos soportables, disminuye nuestra sensibilidad.

Al fin y al cabo, también la mierda es parte de nuestro interior. A veces cargamos las cosas con una importancia que solo existe en nuestra cabeza.

HISTORIAS DE USERA, vvaa

No me gusta que la calle del Olvido y la calle del del Amor Hermoso sean paralelas. ¿A quién se le ocurrió? ¿No podíamos quedarnos en la calle del Amor Hermoso?

Cómo somos las personas, ¿verdad? Inexplicables.

LAS AVENTURAS DE HUCKLEBERRY FINN, Mark Twain

Yo no vi ningún diamante y así se lo dije a Tom Sawyer. Me contestó que, a pesar de todo, los había allí a carretadas; y dijo que también había árabes y elefantes y cosas. Yo le pregunté, entonces, por qué no podíamos verlos. Me contestó que, si yo no fuese tan ignorante y hubiera leído un libro llamado “Don Quijote”, lo sabría sin preguntarlo.

BLITZ, David Trueba

(…) el sentimentalismo es egoísta, es un nacionalismo del yo, que siempre se hace más víctima, más perjudicado, más importante que cualquiera.

HOMBRES SIN MUJERES, Haruki Murakami

La honda sensación de pérdida tras haberse encontrado con la mujer amada, haberse unido a su cuerpo y haberle dicho adiós. Si lo piensa, ese sentimiento no ha cambiado en miles de años, ¿no cree?

LOS AMIGOS, Kazumi Yumoto

Quizá sea divertido ser viejo, porque cuanto más viejo eres, más recuerdos tienes. Y aunque el propietario de esos recuerdos se muera, los recuerdos permanecen, flotan en el aire, se disuelven en la lluvia y penetran en la tierra. Y a lo mejor entran después en el corazón de alguien que pasa por allí.

CONTRA EL FANATISMO, Amos Oz

Solo el que ama puede convertirse en traidor.

Tal vez el peor aspecto de la globalización sea la infantilización del género humano. El jardín de infancia global, lleno de juguetes y de cachivaches, de caramelos y piruletas.

(…) ningún hombre ni ninguna mujer es una isla, pero que cada uno de nosotros es una península, con una mitad unida a tierra firme y la otra mirando al océano (…) Pienso que nos deberían dejar de ser penínsulas.

MIGUEL DE CERVANTES, Don Quijote de La Mancha

(…) yo soy enamorado, no más de porque es forzoso que los caballeros andantes lo sean; y, siéndolo, no soy de los enamorados viciosos, sino de los platónicos continentes.

¿Quién puede ser sino algún maligno encantador de los muchos envidiosos que me persiguen? Esa raza maldita, nacida en el mundo para ocurecer y aniquilar las hazañas de los buenos, y para dar luz y levantar los fechos de los malos. Perseguídome han encantadores, encantadores me persiguen y encantadores me perseguirán hasta dar conmigo y con mis altas caballerías en el profundo abismo del olvido (…)

Pensar que en esta vida las cosas della han de durar siempre en un estado es pensar en lo excusado (…)

La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres.

(…) cada uno es artífice de su ventura.

No se muera vuesa merced, señor mío, sino tome mi consejo y viva muchos años, porque la mayor locura que puede hacer un hombre en esta vida es dejarse morir, sin más ni más, sin que nadie le mate, ni otras manos le acaben que las de la melancolía.

JORGE ZEPEDA PATTERSON, Milena o el fémur más bello del mundo

Súbitamente sintió que la vida le buscaba rendijas para colarse.

JANE AUSTEN, Lady Susan

Los sentimientos de la gente son incomprensibles.

LEILA GUERRIERO, Una historia sencilla

(…) tenía claro que la historia de Rodolfo era la historia de un hombre en el que se había agitado el más peligroso de los sentimientos: la esperanza.

ALBERTO MÉNDEZ, Los girasoles ciegos

Todo era real, pero nada verdadero

MAX AUB, La verdadera historia de la muerte de Francisco Franco

En una cosa estaban de acuerdo: en hablar solo del pasado, con un acento duro, hiriente, que trastornaba.

BRUNO SCHULZ, Las tiendas de color canela

El Demiurgo, decía mi padre, “no ha logrado el monopolio de la creación; la creación es el privilegio de todos los espíritus (…)”

JESÚS CARRASCO, Intemperie

En realidad, no había preparado su marcha. Simplemente, un día, una gota derramó un caldero.

HARUKI MURAKAMI, Los años de peregrinación del chico sin color

Es curioso, ¿no? Incluso la persona más tranquila y coherente puede pasar por un gran momento de ruptura. Un periodo de locura, por así decirlo. Seguramente, todos necesitamos estos puntos de inflexión.

Tal vez mi destino era estar solo. La gente se acerca a mí y al poco tiempo se marcha. Parecía que buscaran algo dentro de él e, incapaces de encontrarlo, o desencantados con lo que veían, se dieran por vencidos y desilusionados, incluso enfadados, fueran alejándose hasta que, un buen día, se esfumaban.

En lo más profundo de sí mismo, Tsukuru Tazaki lo comprendió: los corazones humanos no se unen solo mediante la armonía. Se unen, más bien, herida con herida. Dolor con dolor. Fragilidad con fragilidad. No existe silencio sin un grito desgarrador; no existe perdón porque se derrama sangre; no existe aceptación sin pasar por un intenso sentimiento de pérdida. Esos son los cimientos de la verdadera armonía.

HIROMI KAWAKAMI, El cielo es azul, la tierra blanca

Salí a la calle. Quería comprobar que no estaba sola en el mundo y que no era la única que se sentía angustiada. Pero era imposible saber cómo se sentía la gente que pasaba por la calle. Cuanto más lo intentaba, más difícil me parecía.

Cuando tienes un gran amor, debes cuidarlo como si fuera una planta. Debes abonarlo y protegerlo de la nieve. Es muy importante tratarlo con esmero. Si el amor es pequeño, deja que se marchite hasta que muera.

MARIO BENEDETTI, La tregua

Es evidente que Dios me concedió un destino oscuro. Ni siquiera cruel. Simplemente oscuro. Es evidente que me concedió una tregua. Al principio, me resistí a creer que eso pudiera ser la felicidad. Me resistí con todas mis fuerzas, después me di por vencido y lo creí. Pero no era la felicidad, era sólo una tregua. Ahora estoy otra vez metido en mi destino. Y es más oscuro que antes, mucho más.

JULIO LLAMAZARES, Las lágrimas de San Lorenzo

¿Ves todas estas estrellas? (…) Llevan ahí millones de años; millones de millones, según dicen los astrónomos. Parece que no van a desaparecer jamás y, de repente, dan un salto en el vacío y se borran para siempre como si nunca hubiesen estado ahí… Pues lo mismo pasa con las personas. Parece que van a durar siempre, que nunca te abandonarán del todo y, cuando te das cuenta, han desaparecido del mundo sin ni siquiera dejar un rastro de luz como las estrellas; todo lo más una leve huella en la memoria de quienes las amaron que desaparecerá con éstos, porque también ellos desaparecerán un día.

JEFFREY EUGENIDES, La trama nupcial

¿Y si la verdad era sencilla, de forma que todo el mundo era capaz de captarla, y no de una complejidad que exigiría todo un doctorado?

NATALIA GINZBURG, Las pequeñas virtudes

Por lo respecta a la educación de los hijos, creo que no hay que enseñarles las pequeñas virtudes, sino las grandes. No el ahorro, sino la generosidad y la indiferencia hacia el dinero; no la prudencia, sino el coraje y el desprecio por el peligro; no la astucia, sino la franqueza y el amor por la verdad; no la diplomacia, sino el amor al prójimo y la abnegación; no el deseo del éxito, sino el deseo de ser y de saber. Sin embargo, casi siempre hacemos lo contrario.

ROSA MONTERO, La ridícula idea de no volver a verte

(…) la vida es tan tenaz, tan bella, tan poderosa, que incluso desde los primeros momentos de la pena permite gozar de instantes de alegría: el deleite de una tarde hermosa, una risa, una música, la complicidad con un amigo. Se abre paso la vida con la misma terquedad con la que una plantita minúscula es capaz de rajar el suelo de hormigón para sacar la cabeza. Pero, al mismo tiempo, la pena sigue su curso. Y eso es lo que nuestra sociedad no maneja bien: enseguida escondemos o prohibimos tácitamente el sufrimiento.

Creo que nuestra percepción lineal del tiempo lo empeora todo. Einstein dijo ya hace mucho que el tiempo y el espacio eran curvos, pero nosotros seguimos viviendo los minutos como una secuencia (y una consecuencia) inexorable.

INGMAR BERGMAN

Tu escondite no es hermético. La vida se cuela por todas partes. Estás obligada a reaccionar.

GAO XINGJIAN, El libro de un hombre solo

La búsqueda del sentido de la vida ha sido tu sufrimiento, con tu compañero de infancia ya hablabas de eso. Sin embargo, por aquel entonces no habías vivido casi nada, mientras que ahora ya has probado todos los sabores -agrio, dulce, amargo, picante- de la vida. Es inútil, no sirve de nada buscar ese sentido, resulta ridículo; mejor aprovechar la vida y, al mismo tiempo, observarla.

CARSON McCULLERS, La balada del café triste

En primer lugar, el amor es una experiencia común a dos personas. Pero el hecho de ser una experiencia común no quiere decir que sea una experiencia similar para las dos partes afectadas. Hay el amante y hay el amado, y cada uno de ellos proviene de regiones distintas. Con mucha frecuencia, el amado no es más que un estímulo para el amor acumulado durante años en el corazón del amante. No hay amante que no se dé cuenta de esto, con mayor o menor claridad; en el fondo, sabe que su amor es un amor solitario. Conoce entonces una soledad nueva y extraña, y este conocimiento le hace sufrir. No le queda más que una salida, alojar su amor en el corazón del mejor modo posible; tiene que crearse un nuevo mundo interior, un mundo intenso, extraño y suficiente. Permítasenos añadir que este amante del que estamos hablando no ha de ser necesariamente un joven que ahorra para un anillo de boda; puede ser un hombre, una mujer, un niño, cualquier criatura humana sobre la tierra.

ALVARO MUTIS, La nieve del almirante

Una caravana no simboliza ni representa cosa alguna. Nuestro error consiste en pensar que va hacia alguna parte o viene de otra. La caravana agota su signficado en su mismo desplazamiento. Lo saben las bestias que la componen, lo ignoran los caravaneros. Siempre será así.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: