RSS

Archivo de la categoría: madrid

Vender y comprar

Plaza Río 2

Plaza Río 2

En la orilla de Usera del Manzanares ha atracado un enorme barco en forma de edificio comercial. Desde sus azoteas, en donde se han establecido diversos restaurantes, se disfrutan unas bonitas vistas del río, del Matadero y de la zona sureste de la capital. Los centros comerciales en forma de grandes contenedores de tiendas de toda clase han fondeado desde hace años en todas las ciudades del mundo. Hay, por ejemplo, aeropuertos como el de Barcelona, que más que un aeropuerto es un inmenso centro comercial en cuyos costados aterrizan aviones. Son templos de ocio y consumo contemporáneos, y miles y miles de personas conciben sus fines de semana ya no saliendo a la sierra o yendo al museo: no, prefieren dirigirse al centro comercial lleno de oropeles, de mármoles y de luces (tienen todos una estética similar y los diseños deben de salir de los mismos estudios de arquitectura), plagados de las mismas marcas y de franquicias similares, con gentes de miranda por doquier para matar el rato. Estos sitios tan mastodónticos pueden dar un poco de miedo a quienes preferimos el comercio de barrio y la plaza de abastos de toda la vida, tan entrañables, y que están llamados, poco a poco, a irse transformando o a desaparecer. Pero ahí están, como las compras online que ya forman parte de los hábitos de consumo, gracias a las cuales uno acaba comprándole algo a un tendero del otro confín del mundo. Vender y comprar, y tener dinero para vender y comprar: el mundo se mueve por el mismo motor desde el principio de los tiempos, ya sea en un puesto de segunda mano de El Rastro o en una tienda tan moderna de las que se encuentran ahora junto al río Manzanares.

 
 

Etiquetas: , , ,

Los de Madrid

Bandera de la Comunidad de Madrid

Bandera de la Comunidad

Madrid es tierra de aluvión. Aquí han convergido, y nos hemos mezclado, españoles de las cuatro esquinas de la piel de toro. En mi generación había pocos, poquísimos chavales cuyos padres fueran madrileños, gatos, de pura cepa. Eran raros. “¡Anda, que tu padre es de Madrid!”, decía uno con asombro cuando conocía las parentelas de alguno de clase; era muy raro y hasta exótico. Madrid sigue siendo rompeolas de las Españas, y por eso nunca ha encontrado aquí sustento un partido madrileñista o regionalista, y lo poco que hubo apenas quedó en una expresión minoritaria e incluso pintoresca. En Madrid es raro que alguien te espete un “¿eres de fuera?” si escucha un acento de fuera, porque ser, lo que se dice ser, todos somos de fuera o con raíces de esa afueridad. A los de Madrid, y eso es una grandeza, mal que les pese a algunos, no se nos enseña el desprecio a otras regiones, ese sinsentido, y por eso llama tanto la atención cuando uno se encuentra gentes o comentarios que no simpatizan con “los de Madrid”, como si los de Madrid, cuando cenamos por la noche, nos reuniéramos en oscuros conciliábulos para conspirar contra estas o a aquellas regiones. Es una tontuna recordar estas cosas, y es triste tener que hacerlo en estos tiempos de convulsiones territoriales que nunca entenderé. Así es como siento yo Madrid, como una comunidad que es tierra de acogida y punto de encuentro, donde nadie es de fuera porque casi todos somos o tenemos orígenes de fuera, con todas sus virtudes y todos sus defectos. Y donde tenemos una bandera regional, siendo yo poco amigo de las banderas, que es una de las más bonitas del mundo al simbolizar las siete estrellas de la osa mayor, que tan claramente se divisa en estos cielos madrileños con aspiración de ser universales. Si Madrid, algún día, dejara de ser de esta manera, se replegara y se contrajera, perdería su alma y su esencia. Y esa bandera estrellada  habría perdido todo su sentido.

 
2 comentarios

Publicado por en 5 octubre 2017 en madrid

 

Etiquetas: , ,

Carabanchel Alto, nación

Manolito Gafotas

Manolito Gafotas

En resultas que el promotor del acto por el denominado derecho a decidir que se iba a celebrar en Madrid el próximo día 17 proviene de Carabanchel Alto, como yo mismo, Alberto Chicote y el gran Manolito Gafotas. Ha habido mucha alarma y alharaca contra este activista y la Justicia ha prohibido la celebración de este acto que había sido autorizado por el Ayuntamiento de Manuela Carmena. No lo entiendo, porque, sin duda, el referéndum de Cataluña es motivo de honda preocupación, desde decenios, entre los pobladores de un barrio humilde, obrero y cariñosamente periférico como del que procedo. Yo siempre he pensado, la verdad, que Carabanchel Alto debe ser considerada una nación. Solo hace falta un poquito más de pedagogía y de instrucción en las aulas carabancheleras para que este concepto llegue a triunfar. Será la manera de reivindicarnos frente al maltrato permanente de los vecinos envidiosos de Aluche, Cuatro Vientos y Carabanchel Bajo, que nos vienen ninguneando desde hace siglos. Ay, los de Carabanchel Bajo: nunca han soportado que en el Alto corriera más el aire y fuéramos más mejores y más guapos que ellos. Hacen falta más activistas por la independencia, de Cataluña y de donde sea, sí. Por todo ello, Carabanchel Alto, nación ya. Votación y emancipación. Basta de ser una colonia de los barrios de los alrededores. Pongamos fin a tanta opresión.

 
1 comentario

Publicado por en 13 septiembre 2017 en Actualidad, madrid

 

Etiquetas: , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: