RSS

9 de noviembre

Cecilia

Cecilia

Ya pasó el 9 de noviembre, el del ramito de violetas de Cecilia, y la fecha sirvió para celebrar en Madrid un gran concierto de homenaje para el que no había entradas y que me perdí. Pero es grato constatar el recuerdo que tantos y tantas siguen tributando a una artista tan prematuramente desaparecida, en 1976, cuando tan solo tenía 27 años. Yo descubrí a Cecilia cuando era más joven. Y es curioso lo rápido que me enganché a sus tema. Yo, que en aquel entonces tenía una dieta casi exclusiva de blues y rock, me quedé ensimismado con una artista poliédrica e inclasificable, con unos textos de un nivel literario muy destacados, y que desprendía una fuerza casi hipnótica. Cecilia le cantaba a una España que en ese momento se asomaba a la transición democrática tras los cuarenta años de plomo de la dictadura y su música desprendía un aroma de libertad y progreso que la emparentaban con grandes artistas anglosajones del otro lado del charco. Cecilia le cantaba sin complejos a España, y en ella, por desgracia, tan temprano encontró la muerte. Pero su música sigue sonando y ya forma parte de la banda sonara de generaciones y generaciones de compatriotas. Con un pie, por si acaso, siempre en el estribo, como ella cantaba, hay que seguir andando y haciendo camino.

 
Deja un comentario

Publicado por en 13 noviembre 2017 en Ocio, cultura y redes

 

Etiquetas: , , , , ,

Miss Sonrisa

Sonrisa, sunrise

Sonrisa, sunrise

¿Es el ser humano el único animal del universo mundo con capacidad para sonreír? Tal vez. La sonrisa es un gesto bien bello y profundamente humano cuando es verdadero y sale de dentro. También hay medias sonrisas que despistan y cuyo significado es equívoco. Uf, y ojo, que hay sonrisas de farsantes, a cargo de grandes fingidores y gentes falsas podridas por dentro y por fuera. Sonrisas falsas y falsas sonrisas. Sonrisas tímidas que todos esbozamos ante una situación que no sabemos cómo controlar. Hay sonrisas que iluminan el mundo y llenan de luz cualquier estancia, por oscura que esté la habitación y por mucho que el cuarto no tenga ventanas que dejen penetrar el sol. Sonrisa vendrá del latín, como casi todo nuestro idioma (el Diccionario de la Real Academia de la Lengua no lo clara demasiado, pero seguro que es así). Sonrisa se parece mucho a sunrise, amanecer en inglés. Parece que la palabra española y la otra en inglés no tienen nada que ver a simple vista, pero yo creo que sí tienen un vínculo, sin duda: porque hay sonrisas que son amaneceres que acaban con el miedo y la noche oscura, que espantan el frío y traen calor. Sonrisa = sunrise. Sonrisas de amanecer, con promesas de mil amaneceres más, que al producirse son un fogonazo de amor, que echan por tierra la tristeza, que basta evocar para que el alma y el corazón brinquen de contento. ¡Miss Sonrisa!

 
Deja un comentario

Publicado por en 8 noviembre 2017 en Actualidad

 

Etiquetas: , , , ,

Parece que ya llega

El arce del patio se ha ido coloreando de rojo y ofrece una belleza efímera que dará paso a la desnudez de sus ramas dentro de no muchos días. El cielo está plomizo, en un tono que invita a la melancolía. Le gusta ver la lluvia arrebujado en el sofá, debajo de la manta, y escuchar las gotas golpeteando contra el tragaluz de la habitación. Es lindo ir a comprar la fruta y verdura de temporada, decirle hola de nuevo a las mandarinas y a las setas, aunque este año la temporada va chunguilla por la ausencia de agua. Es divertido pensar en nuevos platos de cuchara, que es lo que pide el cuerpo, de esos para hacer en fin de semana y que aportan al cuerpo un dulce sopor que solo se recupera en una larga siesta. Comprar membrillo para hacer dulce y recordar a mamá, que lo bordaba. Fines de semana para quedar en casa, invitar a comidas o cenas, y levantarse pronto para hacer desayunos divertidos: a veces crépes, hoy magdalenas de chocolate. Recubrirse de varias capas antes de salir al frío de la calle en la nueva estación. Desear volver a casa para tomar un caldo calentito. Estar con quienes amas y sentir su calorcito, tan reconfortante. La vida sigue discurriendo, por encima y por debajo de los tontos titulares de cada día. Parece que ya llega. Le ha costado mucho este año de verano sin fin. Pero el otoño ya está aquí.

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 noviembre 2017 en Actualidad

 

Etiquetas: ,

 
A %d blogueros les gusta esto: