Consejos vendo

Ana Botella
Ana Botella

¿Qué se puede esperar de una institución, el Ayuntamiento de Madrid, que no tenía al día y en regla la licencia de la sala en la que se han producido cuatro muertes hace unos días? Poca cosa, más bien nada. Con el agravante de que esa sala, la desgraciadamente célebre Madrid Arena, es de titularidad municipal. Estamos hablando de la misma administración con cuyas trabas burocráticas topan muchas personas que desean abrir un negocio o emprender una actividad. La misma administración que hace unos años, en la comunidad de vecinos donde vivo yo, nos impuso una amenaza de embargo por importe de varios miles de euros (que no se ejecutó después de mil gestiones) por problemas surgidos con una obra comunitaria (conocidas son las dificultades que entraña ponerse de acuerdo en cualquier comunidad de vecinos para hacer las cosas en tiempo y forma). La misma administración que ahora, por un problema de licencia, amenaza el futuro de una modesta sala de teatro del sur de Madrid, Kubik Fabrik, que ha dinamizado la vida cultural de esta parte del foro (¡ánimo, amig@s, pronto volveréis a escena, fijo!). ¿Y resulta que esa administración no se comporta con el mismo rigor dentro de sus dominios? Consejos vendo, y para mí no tengo. Esta situación, y máxime después de la muerte de varias personas, se cobraría en otro país alguna destitución y/o dimisión.

Miedito dan

¡Ya están aquí..!
¡Ya están aquí..!

Al nuevo Gobierno Pop con el que hemos sido agraciados los votantes y los no votantes (ahí estoy yo) del Advenimiento Marianil le veo falto de humor, salvo que pretendan pasarlo bien a costa de los demás. Oh, cielos, ¿no les parece que son tod@s demasiado serios y estirados, con rostros que no despiertan la sonrisa, sino más bien cierto rictus de espanto? Quizá tenga yo los cristales de las gafas sucios (y eso que no uso), pero es que los veo emborronados y con bultos raros bajo los trajes (las tijeras de podar que guardan bajo el gabán). Que sí, que la situación es complicada, mas, ¿no podían haberse grabado todos juntos cantando unos villancicos? Igual estos días se relajan con la lombarda, el turrón y las peladillas, porque, a primera vista, dan un poco de repelús, y eso que no han sacado la motosierra todavía (no han tenido tiempo; la están engrasando). Al Ejecutivo conservador de Mariano I hay que desearle de entrada, más allá de las profundas diferencias ideológicas, que le vaya razonablemente bien, porque ahora son los que están en el puente de mando de las españas. Vienen unos días de relajo; ya llegarán los tiempos de criticarles (en breve), en cuanto comiencen a sacudirse la caspa de las solapas y empiecen las rebajas (anticipadas). Pero, oigan, qué poco sexys son, sí.

PD.- Ah, y los madrileñ@s no votantes de la Era Pop tenemos premio doble con el gordo navideño: Ana Botella, alcaldesa a partir del martes 27 (podían nombrarla el 28, por aquello de las inocentadas). ¡Viva la modernidad!

¿Qué habría pasado si…?

Alejandro Agag
Alejandro Agaggh!

«(Un teletipo de Loco Carioco News) El portavoz del Gobierno, Alejandro Agag, ha anunciado  esta mañana, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros presidido por Mariano Rajoy y vicepresidido por Ana Botella, que el Ejecutivo del PP acaba de acordar un amplio programa de ajuste con el objetivo de ahorrar 95.000 millones de euros y reducir el actual déficit público del 11% hasta el 3% a lo largo de la legislatura. La enorme dimensión del ajuste -que la oposición socialista considera que se debe más a las pulsiones ideológicas de los conservadores, siempre defensores de reducir el peso del Estado, que a una necesidad inevitable de acabar con el déficit a esa velocidad- se va a traducir en la pérdida de casi medio millón de empleos públicos, una reducción media del 19% en cuatro años en el gasto de los departamentos ministeriales, unos recortes adicionales de 8.000 millones de euros de ayudas sociales…» Vale, vale, paro, no se abandonen a los ansiolíticos; es una ficción que se apoya en los datos del recorte que acaba de decidir en el Reino Unido el Ejecutivo conservador. Pero, ¿qué habría pasado en España si en esta crisis, en vez del PSOE, hubiera estado gobernando el PP?