Garrotazo y tentetieso

Mejor esta porra que la porra represiva que busca el PP
La única porra que merece la pena

Siguiendo la cosa de ayer sobre nuestro Gobierno, ¿qué se puede esperar de un gabinete que en lugar de garantizar derechos da prioridad a su represión mediante la nueva ley de seguridad ciudadana que tienen en el caletre? Ya es duro que te recorten, y ahora encima te quieren reprimir. Yo conozco gente que lo está pasando verdaderamente mal y no queman contenedores, ni linchan a nadie; ni siquiera incendian bancos, que es lo que parece que el Ejecutivo está insinuando que quiere parar con esta nueva contrarreforma. Quiero decir: bastante tranquilo está el personal, con la que está cayendo, para la que se podría montar si estuviéramos en cualquier otra nación europea. En definitiva, que lo que parece pretender el Ejecutivo conservador es poner freno a nuestros derechos y libertades, como la protesta pacífica, estableciendo multas (administrativas) para conductas que la Justicia no ha considerado delito. Los primeros titulares que se conocieron después de que el Consejo de Ministros diera luz verde el pasado viernes al anteproyecto de la denominada Ley de Seguridad Ciudadana causan mucho miedo (y eso que el Gobierno, después de la que se montó la semana pasada, dijera haber suavizado la norma): Multas de hasta 30.000 euros por pancartas ‘ofensivas’ con España (El País), Otra vuelta de tuerca: los vigilantes privados podrán identificar y detener en plena calle (El Confidencial), El Gobierno prepara multas de hasta 30.000 euros para los que paralicen un desahucio (eldiario.es), Concentraciones como las del 13-M ante la sede del PP serán multadas con hasta 600.000 euros (Infolibre)… Mala cosa. La protesta es lo único que le queda a mucha gente, y un Gobierno democrático debería entender que una manifestación no es una alteración del orden público, ni un contratiempo, sino un derecho que asiste a ciudadan@s que no se resignan a quedarse quietos. Este asunto tiene la virtud de que la derecha empieza a quitarse la careta; la misma derecha que controla la inmigración mediante cuchillas, la que quiere restringir el derecho el aborto (próximamente en la pantalla), la que insinúa recortes en la regulación de la huelga y los servicios mínimos… La derecha del garrotazo y tentetieso.

Cuestión de prioridades

Campaña
Campaña

El Gobierno conservador y de derechas que rige nuestros destinos ha vuelto a dejar claras sus prioridades, como revelan las principales partidas del denominado Plan de Publicidad y Comunicación Institucional 2012, aprobadas en el Consejo de Ministros de este viernes. Los viernes se están convirtiendo en días de grandes sobresaltos, y aunque en la reunión de los ministr@s de ayer no hubo bombazos como los de los precedentes consejos, sí que se deslizó una cuestión muy significativa respecto a las prioridades y a las maneras de ver el mundo que tienen en mente nuestros gobernantes. Así que ¡ni un viernes sin sorpresitas! y dos cuestiones muy significativas del mencionado plan gubernamental:

  • Destina cuatro millones de euros a hacer propaganda para vender la infumable reforma laboral del abaratamiento del despido.
  • Reduce a la mitad el dinero destinado a las campañas de sensibilización contra la violencia de género, de 3 millones de euros en 2011 a 1,5 millones de euros en 2012.

Quedan claras las prioridades de Rajoy. La lucha y la prevención del maldito machismo criminal, para lo cual es clave contar con campañas de sensibilización potentes, no le importan lo más mínimo. Un nuevo retroceso en las políticas de igualdad del Gobierno. Lo que molesta, se esconde debajo de la alfombra. Gracias, presidente.

El búnker

Búnker
Búnker

Por fin ya es viernes, Día de Gloria Carnicera desde el Advenimiento del Pop Power. El Consejo de Ministros decidirá hoy encargar al CSIC la búsqueda de la más profunda sima que se encuentre en el territorio patrio, a fin de albergar en ella un búnker para ellos y ellas. Un territorio blindado y a salvo de cualquier mal, desde el que emitir todos los males sobre el resto de los seres que pueblan la piel de toro, en forma de recortes y hachazos despiadados. Un búnker que no pueda penetrar los efectos y las consecuencias de sus locas decisiones (locas no, de derecha derecha), en pos de esta nueva sociedad desvertebrada y angustiada que promueven. En el búnker, a pesar de que se vaya a construir en las profundidades de la tierra, viven en la luna y se han vuelto un poco bastante lunáticos, y eso que apenas llevan cuatro meses en el poder. Ya veremos, o verán los que sigan aquí, cuando lleven varios años.