43

Cumpleaños
Cumpleaños

Cumplo años: 43. Supongo que estaré en el ecuador de mi vida. Bueno, lo he sobrepasado ya salvo que vaya a vivir hasta los 86, una frontera que vista desde aquí me parece una edad bestial e inalcanzable. Nunca se sabe dónde va a estar el final del camino: a cualquiera nos puede caer un cacho de cornisa en la cabeza y quitarnos de enmedio de un instante para otro. La vida es un don efímero y en estos días inciertos es especialmente complicada. Pero quiero pensar que me queda mucho tiempo para dar, para aprender, para amar, para hacer muchas cosas que tengo pendientes y que, ¡ay!, todavía no me he atrevido a poner en práctica. Llevo 43 años de andadura y me queda camino por andar: tengo los zapatos en buen estado aunque la suela se vaya desgastando, creo que sé cómo evitarme algún que otro esguince, tengo buena vista para mirar al horizonte, la vida no me resulta indiferente y sigo cargando una mochila llena de ilusiones y de esperanza en un futuro mejor para vencer (o intentarlo al menos) al miedo.

Ciao, papi

Hartas de Berlusconi
Contra Berlusconi

Un buen regalo hoy que hago años, en forma de titular de apertura de todos los medios: el primer ministro italiano, Silvio Papi Berlusconi, «será juzgado por abuso de poder y prostitución de menores por el denominado caso Ruby, después de que la juez Cristina di Censo aceptase la petición de la Fiscalía de Milán. La magistrada dictaminó ayer que Berlusconi debe ser procesado de inmediato porque “existen pruebas evidentes de que cometió ambos delitos”, y llamó al primer ministro a comparecer ante la Corte milanesa el próximo 6 de abril (…) La jueza precisó que Berlusconi cometió el delito de abuso de poder cuando en mayo pasado llamó por teléfono a la comisaría de Milán para interceder por la puesta en libertad de Ruby, detenida por hurto. La magistrada añade que Berlusconi afirmó que Ruby era la sobrina del entonces presidente egipcio, Hosni Mubarak. La acusación de incitación a la prostitución de menores se centra en la presencia de la joven en varias ocasiones en la casa de Berlusconi en Arcores, próxima a Milán, en la que la Fiscalía cree que hubo encuentros sexuales con el mandatario cuando Ruby era menor de edad. El delito de abuso de poder está penado en Italia con entre tres y doce años de prisión, y el de prostitución de menores con un máximo de tres, por lo que Berlusconi podría afrontar una condena de hasta 15 años. El mandatario italiano será juzgado por un tribunal compuesto por tres magistradas.» Berlusconi será, por tanto, juzgado, pero siempre que aparecen caudillos de este tipo, conviene recordar que no surgen por generación espontánea. En su caso, el primer ministro italiano llegó al poder, y se ha mantenido en él, a lomos del uso y abuso de las televisiones de su país, que han difundido modelos sociales que no están tan lejos de España. Sólo hay que encender la tele y hacer un poco de zapping para verlo.