Desesperanza Aguirre

Esperanza Aguirre
Esperanza Aguirre

Desesperanza Aguirre recordó a los trabajadores que asistieron en Metro a la manifestación del Primero de Mayo en Madrid quién manda: para coger el transporte público hubo que pagar un sobrecoste del 11% en cualquiera de los abonos o metrobuses, la última de sus medidas. Desesperanza Aguirre carga contra los sindicatos y, por ende, contra los trabajadores y trabajadoras. se ríe en su cara de sus derechos, desprecia sus reinvindicaciones. Tiene una virtud: mostrar el rostro descarnado de la derecha española, sin camuflaje, al contrario de lo que practican otros de sus correligionarios que fingen con imposturas. Desesperanza Aguirre quizá no haya cogido nunca el Metro (bueno, en campaña tal vez, para hacerse la foto), no habrá sabido nunca lo que es estar sometida a unas condiciones de trabajo miserables, con sueldos rastreros y convenios lamentables. Ella lleva toda la vida rodeada de lujo y oropel, como no puede ser de otra manera para alguien de tan alta cuna. Desesperanza Aguirre, que no está a la altura de la dignidad que se le presupone a alguien que ostenta la Presidencia de la Comunidad de Madrid, hoy de fiesta con motivo del 2 de mayo, se mofa de todo y de tod@s. Falta al respeto y a la dignidad de mucha gente trabajadora, de la que ella tendría algo que aprender. Pero no hay nada que hacer; ella solo responde ante su Dios.

PD.- Pancartas y lemas de la manifestación del Primero de Mayo en Madrid, que a pesar de no estar a tope de gente y de ser azotada por el frío y la lluvia, sí se vivió con intensidad y emoción, denunciaron la deriva autoritaria del Gobierno del PP, que quiere acallar a todos los que no piensan como Rajoy. El derecho a la protesta, señor@s del Gobierno, es lo único que están dejando ustedes a mucha gente.

Escuela pública de tod@s, para tod@s

Pro escuela pública
Pro escuela

Este blog se hace eco este martes de las reivindicaciones de profesores, maestros, educadores y padres… en pro de una escuela pública universal, gratuita y de calidad, o sea, lo que debería ser normal en una nación que se presume avanzada y democrática. Una escuela pública de tod@s, para tod@s, como a la que va mi hija. O sea, justo lo contrario de lo que buscan Las Huestes Populares comandadas por DesEsperanza Aguirre en Madrid. Así pues, el espacio de hoy se abre a interesantes documentos que circulan por la red a propósito de las protestas convocadas en Secundaria, como éste, al que modestamente invito a dar la mayor difusión:

«Elige la opción que más te interese:

¿Qué prefieres?
A. Cambiar TODAS las papeleras de la ciudad de Madrid (coste: 76 millones de €).
B. Hacer que 3.300 profesionales sigan trabajando en la educación y no vayan al paro (coste: 80 millones de €).

¿Qué prefieres?
A. Ver por todas partes en carteles que somos “la suma de todos” y que el metro de Madrid vuela (coste en 2011: 111 millones de €).
B. Mantener una red de educación pública que pueda dar a TODOS la oportunidad de prepararse y llegar hasta donde quieran (coste: 80 millones de €).

¿Qué prefieres?
A. Destinar dinero público a los que más lo necesitan (aulas de compensación educativa, desdobles para los alumnos con más problemas, departamentos de orientación que ayudan a alumnos con situaciones complicadas, aulas de enlace para alumnos que llegan y no conocen el idioma …) (coste: 80 millones de €).
B. Destinar dinero público a los que más tienen (desgravación fiscal para las familias que llevan a sus hijos a colegios PRIVADOS) (coste: 65 – 90 millones de €).

¿De verdad crees que quitan recursos a la escuela pública para ahorrar dinero?

¿Aún piensas que la crisis es la causa de los recortes en la escuela pública? Si así fuese, ¿te has preguntado por qué no recortan también de la privada?

No te dejes engañar, en Madrid están intentando acabar con la Educación Pública para todos e imponer la Educación Privada para unos pocos, ¿LO VAS A PERMITIR?»

Ahí queda la cosa. Continuará, desgraciadamente, porque las tijeras de podar están bien afiladas y listas para seguir metiendo tajos si se produce el Advenimiento Marianil.