Ciclogénesis explosiva

¡Qué divertido!
¡Qué divertido!

Los meteorológos hablan de que una ciclogénesis explosiva, un fenómeno de la naturaleza, azotará hoy el tercio norte de España, con viento con fachas, digo rachas, superiores a 100 kilómetros hora. Así que al loro los habitantes de esas zonas, amárrense bien los sombreros y otros atavíos. Aunque, para rachas de viento explosivas, los recortes últimos con el único objetivo del ajuste contable que contienen los Presupuestos del Estado vistos ayer en el Congreso. Qué barbaridad, que ciclogénesis explosiva la de Rajoy y su alegre muchachada del Consejo de Ministros. Porque es verdad que siempre están alegres los condenados y condenadas; ¿de qué se ríen tanto? ¿No sería mejor que aparecieran con gesto contrito, como la ministra italiana aquella, en lugar de aparecer con ese jeto tan divertido que muestran? Está claro que desde que aplaudieron la entrada de España en la guerra de Irak en el Congreso (¿recuerdan?) todo les divierte, todo es motivo de alharaca. Ahora, ¿qué les entretiene, pensar en la caja que harán sus coleguitas cuando privaticen todos los servicios públicos después de dejarlos exangües (pues tal es su objetivo neocon: el que quiera sanidad, que se la pague; el que quiera educación, que se la pague)? Ellos son los detonantes de la ciclogénesis explosiva que se abate sobre el Estado del Bienestar. Y esa ciclogénesis explosiva acabará traduciéndose en protestas ciudadanas.

PD.- Los voceros del PP siguieron ayer con la matraca de la justificación de la injustificada retirada de la tarjeta sanitaria a inmigrantes sin papeles. “La sanidad española, para los españoles”, vinieron a decir. “España, para los españoles”, es el mensaje de su irresponsable, intolerable y xenófoba postura de agitar el espantajo de la inmigración para justificar los recortes sanitarios.

Desagües abiertos

Moscas
Moscas

Este gobierno tan conservador, tan de derechas, que rige nuestros destinos no deja de dar sorpresas día tras día. La última proviene de mano de la presentación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2012, con las medidas de amnistía fiscal para quienes han estado evadiendo capital por la patilla. Mientras se sube impuestos al común de los mortales y se recortan todas las partidas sociales, Mariano I decide hacerle un regalito fiscal a los defraudadores, pobres, que sufren mucho. Si usted o yo tenemos la mala suerte de quedarnos sin trabajo, nos veremos en la calle con una mano delante y otra detrás, con una indemnización miserable gracias a la última reforma laboral, con las ayudas sociales menguadas, la atención sanitaria y educativa por los suelos y quizá desahuciados de nuestros hipotecados hogares sin remedio. Pero, eso sí, los grandes defraudadores podrán seguir comiendo langosta con vino del Rhin, que este Gobierno no solo no les va a perseguir, sino que les premia. Gracias, presidente, por abrir los desagües para que siga fluyendo la mierda de los colegas. Las moscas están de enhorabuena.

Quo vadis?

Merkel
Merkel

¿Dónde vamos con este empecinamiento en el recorte impuesto por Angela Merkel,  soberana de Europa, a Mariano I? Hoy se conocerán los Presupuestos de 2012, con un tijeretazo de 35.000 millones a las cuentas públicas. Con un sector privado bajo mínimos y otro público que no invierte, ¿qué espera a este país? ¿Qué hacemos? ¿Echamos el cierre a España y tiramos la llave al mar? Hace falta otra dirección en Europa, otros políticos que defiendan la austeridad, sí, pero combinada con políticas de estímulo al crecimiento bajo una óptica socialdemócrata. Otra Europa, porque si no, seguiremos la deriva. Por eso son tan importantes las inminentes elecciones presidenciales en Francia, en las que ojalá gane el socialista Hollande, y las futuras en Alemania, también con muy buenas perspectivas para los socialdemócratas. Otro eje francoalemán que imponga otras políticas más allá del mero ajuste contable en el que se empecinan Merkel y Sarkozy para la locomotora, a costa de hacer descarrilar a todo el convoy.

PD.- ¿Hará el Gobierno caso a las multitudinarias protestas de ayer contra la reforma laboral? ¿El sostenella y no enmendalla va a ser su única respuesta?