RSS

Archivo de la categoría: Ocio, cultura y redes

Posts relacionados con nutrientes que dan que pensar

Cocina (de ideas) con José Andrés

José Andrés Torres Mora

Torres Mora

Torres Mora comparte con José Andrés, el cocinero asturiano afincado en Estados Unidos, el nombre, y no sé si la afición a la gastronomía. Al menos, fijo que le gusta la cocina de ideas. La última creación de nuestro José Andrés, el diputado, es un libro, La izquierda es la libertad (editado en Los Libros de la Catarata), sobre ese viejo debate de qué es la izquierda a estas alturas de la historia. El libro, escrito con ese toque irónico tan propio del autor, se lee de un tirón.

El también diputado socialista, profesor de Sociología y ex jefe de gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero -buen conocedor evidentemente de los fogones de la política-, expone las claves de la izquierda reformista, aquella cuya denominación parte de la Asamblea Nacional francesa de 1789, y pone en tela de juicio los desvaríos populistas y su crítica a la democracia. Alerta Torres Mora de que “las clases medias educadas, con buena formación técnica, son las primeras que, en la práctica, se han rendido a los viejos cantos de sirena antidemocráticos”. En suma, como le escuché una vez a alguien, que son a menudo los menos necesitados de la política, en el sentido de un poder que reforma la sociedad, los que más frecuentemente son seducidos por los populismos.

Torres Mora es abanderado de una izquierda socialdemócrata que defiende el Estado del Bienestar, “la combinación de libertades públicas y derechos sociales que sigue siendo el mejor sistema político que han tenido los seres humanos en su historia”, que construye un proyecto político “de igual libertad” y que mantiene un espíritu crítico: “Lo importante para la izquierda no es atarse a dogmas, ni consignas, sino cultivar la razón y la creatividad, puestas al servicio de los mejores valores y los más nobles sentimientos, y atreverse a explorar nuevos caminos, nuevas formas de alcanzar que los seres humanos tengan una vida plena”, concluye el autor de este pequeño volumen/recetario de ideas de izquierda en modo real, de las que evitan las espumas de sabores y prefieren la masa madre. Cocina con sustancia y con enjundia, como la del otro José Andrés.

 
Deja un comentario

Publicado por en 27 noviembre 2018 en Ocio, cultura y redes, política

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Ana Frank, la adolescente que quería ser periodista

Ana Frank

Ana Frank

Nunca es tarde si la dicha es buena, así que nunca es tarde para haber leído un libro como el Diario de Ana Frank. Aunque sea una dicha triste, porque conforme avanzan las páginas sabes que se aproxima no solo el final del propio diario, sino el de su autora, que murió en el campo de concentración de Bergen-Belsen en 1945, víctima del tifus, después de que los nazis descubrieran el escondite en el que sobrevivió durante dos años junto con su familia judía en Amsterdam, al que ella llamaba la Casa de Atrás.

Ana era, cuando comenzó su escritura, una preadolescente que en ese momento tendría la edad que mi hija tiene ahora. Dejó escrito un alegato de una hondura y una sinceridad estremecedoras contra la barbarie del ser humano y el horror nazi.

Compré este libro, que llevaba años queriendo leer, tras visitar, también con mi pequeña, una de las exposiciones más conmovedoras que ahora mismo se pueden ver en Madrid, la tremenda Auschwitz. No hace mucho. No muy lejos.

Para que tragedias tan espeluznantes como esta no se vuelvan a repetir hace falta mucha vacuna contra el odio, la intolerancia y el antisemitismo en forma de páginas como las del Diario de la pequeña Ana. Ella, que quería ser periodista y escritora, murió sin poder conocer la enorme repercusión que tendrían sus palabras: su eco, la verdad y la fuerza de su Diario acompañarán siempre a sus lectores.

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 noviembre 2018 en madrid, Ocio, cultura y redes

 

Etiquetas: , , , ,

Spiderman se queda huérfano

Mi favorito

Mi favorito

Yo siempre fui de Spiderman. No recuerdo mis hermanos. Esto de los superhéroes era como una religión: cada cual seguía la suya. A mí me molaba el hombre araña saltarín, embutido en sus mallas bicolores con dibujo arácnido, con su trasfondo del ser humano atormentado que era Peter Parker. Brincando de edificio en edificio, esparciendo sus redes pegajosas para atrapar a los malhechores. Qué tiempos. Ahora los niños y niñas tienen muchos más referentes aparte de este universo procedente de los States creado por el recién fallecido Stan Lee y tantos como él. El universo nipón manga y anime ha irrumpido con fuerza entre las nuevas generaciones y yo me pierdo entre tanto dibujito que encanta a mi hija. Pero el impulso que mueve a los seguidores de estos personajes es el mismo que ha impulsado a los seres humanos desde los tiempos de los más antiguos relatos mitológicos: tener una vía de escape frente a la grisura del mundo. Spiderman ha perdido a su padre, pero en las mentes de sus lectores seguirá saltando y brincando sin parar, incesante e incansable, para su dicha y contento (y la nuestra).

PD.- Recordando a Spiderman, qué bonita canción le dedicó Aslfato a uno de nuestros superhéroes patrio, el Capitán Trueno. “Ven, Capitán Trueno, haz que gane el bueno, que el mundo está al revés…”. El mensaje de la veterana banda madrileña de rock urbano sigue siendo de plena actualidad.

 
2 comentarios

Publicado por en 13 noviembre 2018 en Ocio, cultura y redes

 

Etiquetas: , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: