Camps, dimita ya

Camps
Camps

En una democracia avanzada, como la británica, el primer ministro va a comparecer hoy en el Parlamento para dar su versión de los hechos sobre el escandaloso caso de las escuchas ilegales del extinto diario News of the World del grupo Murdoch (al que por cierto presta sus servicios nuestro JM Aznar). En una democracia menos avanzada, como la nuestra, hay un presidente autonómico que está a punto de sentarse en el banquillo de los acusados por un flagrante caso de corrupción, sin que de momento haya noticias de que haya presentado su dimisión, que es lo que tendría que hacer -y si no lo hace él, su partido debería obligarle sin demorarse un segundo-. A todo esto, sus superiores jerárquicos (empezando por Rajoy, que opta nada menos que a ser primer ministro de España) siguen sin dar una explicación sobre el particular. Si quieres recordarle a Camps cómo deberían funcionar las cosas en una democracia avanzada, firma esta petición de Avaaz para que se vaya a su casa.

Lejos de Él

Maleta
Maleta

«Pienso a veces en emigrar. En conocer otros países, otros lugares, otras gentes. Otras comidas, otros acentos, otros colores. En irme lejos, donde haya radios que no pueda sintonizar, lenguajes que no sea capaz de entender, titulares de periódicos que no pueda comprender. En donde no me alcancen filias, ni fobias; ni dimes, ni diretes. Lo malo es que el patio está como para irse; menudo panorama mundial. Pero, por otra parte, qué felicidad levantarse por la mañana con un café que sepa a otro sabor, con una mermelada que no sea la de siempre, con un supermercado cuyos estantes no contengan lo habitual… Ver otros edificios, perder la vista en otros paisajes, bañarme en otras aguas. Y, sobre todo, qué alegría, sosiego y paz de espíritu debe de ser vivir lejos, a miles de kilómetros, en un lugar al cual no lleguen las permanentes admoniciones, diatribas e invectivas de José María Aznar, la permanente matraca del rostro más amargo de la derecha rampante.»

La conversión

Pablo de Tarso
Pablo de Tarso
«(Un teletipo de Loco Carioco News) El ex presidente del Gobierno patrio, José María Aznar, citando al diario El Mundo, ha sido nombrado “presidente del consejo asesor de Global Adaptation Institute, una iniciativa privada sin ánimo de lucro que aspira a convertirse en una voz pragmática en el debate sobre el cambio climático. En apenas dos años, el ex presidente ha pasado de considerar el cambio climático una teoría “científicamente cuestionable” y a calificar a sus abanderados de enemigos de la libertad, a presidir una organización de nuevo cuño cuyo objetivo será precisamente adaptarse al calentamiento global”. Loco Carioco News puede adelantarles más efectos de la alocada furia conversa que agita al ex presidente cual Pablo de Tarso contemporáneo: en las próximas semanas se aguarda que el ex mandatario sea nombrado también presidente de consejos asesores de una entidad dedicada al diálogo con el mundo islámico, de otra entidad cuyo objetivo es combatir siempre la mentira, de otra tercera consagrada a defender la imagen de España en el mundo y de otra más que promueve el cultivo de la lorza. En efecto, sobre este último asunto, Aznar ha decidido decir adiós a su abdomen cincelado. “O seah, es que passso de la tableta de chocolate en mi cuerpo. Ahora quiero todo el chocolate a la taza en mi panza; ¡viva el michelín!”, ha anunciado.»