RSS

Archivo de la etiqueta: cultura y redes

Muerte de un revolucionario


Se cumplen hoy veinte años de la muerte de un revolucionario, José Monge Cruz, Camarón de la Isla, que galvanizó el mundo del cante y lo abrió a las generaciones más jóvenes, entre quienes, modestamente, me incluyo. Veinte años de la desaparición de un visionario que maridó el flamenco con otros géneros, haciendo caso omiso de los puristas y los puretas, y llegó a altísimas cotas de belleza y hermosura. El cante de Camarón, ahora que ya han pasado veinte años de casi todo, no ha perdido un ápice de magia, de arte y de frescura. Reescuchar La leyenda del tiempo, con esos toques de jazz y de rock, es como recibir una descarga eléctrica, una tormenta de verano en este comienzo de julio. Su voz reúne la rabia, el misterio y la alegría de vivir. Larga vida al maestro.

 
Deja un comentario

Publicado por en 2 julio 2012 en Ocio, cultura y redes

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Norma Jeane, tan sola

Blonde

Blonde

Norma Jeane Mortenson (o Baker), su verdadero nombre, para sus íntimos; la icónica Marilyn Monroe, su nombre artístico, clave en la cultura popular y el imaginario colectivo de la segunda mitad del siglo pasado. Murió sin afeites, sin maquillaje, este 2012 hace cincuenta años, y posiblemente, quién sabe, nunca encontró ese yo interior que se afanó toda su vida por buscar, esa identidad propia sepultada bajo kilos de maquillaje e impostura, bajo el acoso de multitudes de admiradores y de acosadores. Marilyn, tan sola, como magistralmente la describe la escritora norteamericana Joyce Carol Oates en su novela Blonde, un tocho de mil páginas que se lee de un tirón por lo que tiene de buceo en el complejo yo interior de la actriz, y que deja un sabor de boca tan triste por la vida desdichada que llevó Marilyn, que murió (o la murieron; esto nunca quedó claro) con solo 36 años, dejando imágenes tan perdurables en el imaginario colectivo. La persona “mitificada por millones de desconocidos, mientras la mujer de carne y hueso vomitaba por la taza del retrete”, escribe Oates, convencida de que “el camino de la vida es ser algo más que nosotros mismos, ¿no?”, que anhelaba querer y ser querida de una forma que, al final, no pareció encontrar. De Marilyn a mí me gusta la mujer que latía debajo de todo el maquillaje, la persona doliente y sufriente que recuerdo haber visto en una foto de periódico hace más de veinte años, el rostro de una belleza serena y sin artificios. El semblante de Norma Jeane, que quedó bien retratado no en sus grandes producciones hollywoodienses, sino en su última película, Vidas rebeldes, un filme crepuscular sobre la recta final de un conjunto de perdedores tristes y solitarios, que ansiaban la libertad y la vida a pesar de la pena, buscando, como acaba la película, el rastro de la Estrella Polar. Marilyn murió al año siguiente de concluir el rodaje de Vidas Rebeldes, y su estrella, cincuenta años más tarde, no se ha consumido. El mejor homenaje que se le puede hacer es seguir buscando ese yo interior, buscándonos también cada uno nuestro yo interior, sepultado tan a menudo entre las toneladas de afeites y oculto por los temores e inseguridades con los que cada cual nos desayunamos todas las mañanas. Esa desesperación de que nos amen por lo que verdadaremente somos, y de amarnos también a nosotros mismos. Todos hemos conocido a Marilyn, pero no a Norma Jeane.

 
1 comentario

Publicado por en 27 junio 2012 en Ocio, cultura y redes

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

[No-Res], para qué esta nada

Colonia Castells

Colonia Castells

El IX Festival Internacional de Documentales de Madrid, Documenta Madrid, ha premiado con todo merecimiento un magnífico documental, [No-Res], de Xabier Artigas (con la valiosa e imprescindible producción de mi excompañera Ana Castañosa), que recoge los estertores de una forma de vida en una colonia fabril obrera de Barcelona arruinada por la piqueta y las ansias especuladoras. [No-Res] es también una metáfora de la crisis: la burbuja que nos envolvía y cuyo estallido en mil pedazos se está llevando por delante, en una brutal onda expansiva, vidas y proyectos, arruinando la vida de las gentes más humildes y trabajadoras. Un documental sin apenas diálogos, porque no hacen falta: las imágenes lo dicen todo y hablan por sí solas, esa nada que da paso a la nada. Una colonia de viviendas humildes, pero llenas de vida, asolada para pasar a ser un solar poblado por las ratas. Anoche tuve oportunidad de ir a verlo en Matadero Madrid, sede del festival, y me llevé a mi hija Estrella, que con seis años ha heredado en vena la cinefilia de su madre. Me lo pasé en grande a pesar de la tristeza que emana la cinta. Estrella aliñó con sus comentarios de cría espabilada los silencios del documental, y extrajo dos conclusiones: sus críticas a los poderes públicos que han alimentado la burbuja y su abatimiento por ver que se derriban “los sueños de la gente”. Su mente de seis años carbura mucho más que la de otros de cuarenta.

 
 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: