RSS

Archivo de la etiqueta: molde

El molde

Molde

Molde

Le escuché ayer a una persona reflexionar sobre que uno tiene la edad que siempre ha tenido. Me gustó esa idea. El tiempo cambia y nos cambia, pero con frecuencia seguimos igual. Hay gente idiota con quince años que cuando llega a los 45 sigue siendo igual de idiota, incluso triplemente idiota. Y hay personas maravillosas con doce años que con 36 son triplemente maravillosas. Topé una vez con una persona muy, pero muy idiota. Y, por estas casualidades de la vida, una persona que la conoció hace mucho tiempo me corroboró que era ya imbécil perdida desde su más tierna juventud. Así que con esta realidad posiblemente tenemos que jugar para saber que, aunque los cambios son posibles, prevalece en nosotros la forma que teníamos desde chiquitos. Y que se puede intentar uno modelar y remodelar, pero sobre un molde de fábrica que, por lo que se ve, admite pocas alteraciones.

 

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 abril 2018 en Actualidad

 

Etiquetas: ,

% y molde

Montaigne

Montaigne

Admiro estos cacharros electrónicos contemporáneos de bolsillo, que en unos pocos centímetros cuadrados reúnen capacidades para realizar mil cosas: hablar por teléfono, ver vídeos, hacer fotos, conocer las cotizaciones bursátiles, navegar por Internet, leer el correo… Aunque, al final, casi siempre acaba uno usando menos cosas de las que el aparato nos ofrece y se limita a emplear unas pocas. Suele pasar lo mismo con nuestra vida: traemos muchas posibilidades de serie en nuestro manual de instrucciones (aunque vengamos sin él cuando nacemos), pero a la postre empleamos sólo unas cuantas, un pequeño tanto por ciento. Y, además, lo que hacemos se guía casi siempre por el molde de lo que hemos venido haciendo desde siempre, por la tiránica fuerza de la costumbre que describía el pensador francés Michel de Montaigne allá por el siglo XVI: “Porque la costumbre es en verdad una maestra violenta y traidora. Establece en nosotros poco a poco, a hurtadillas, el pie de su autoridad; pero, por medio de este suave y humilde inicio, una vez asentada e implantada con la ayuda del tiempo, nos descubre luego un rostro furioso y tiránico, contra el cual no nos resta siquiera la libertad de alzar los ojos” (Los ensayos, según la edición de 1595 de Marie de Gournay, cap. XXII. Barcelona: Acantilado, 2007). Así pues, ahí quedan dos cuestiones para reflexionar: ¡Incrementa el tanto por ciento de ti mismo que usas! ¡Rompe los moldes y las costumbres! ¿Por qué no intentarlo? ¿Vamos a ser menos que un smartphone?

 
1 comentario

Publicado por en 25 marzo 2010 en Historias reales

 

Etiquetas: , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: