RSS

Archivo de la etiqueta: palabras

Lluvia y palabras

Chove miudiño

Chove miudiño

A ver cuánto más puede seguir lloviendo sin parar, que a los de la Meseta de tanta sequía se nos habían olvidado las múltiples y caprichosas maneras que el agua elige para caer del cielo. Igual se tira lloviendo “cuatro años, once meses y dos días”, como en el Macondo de Cien Años de Soledad de García Márquez. ¿Y si esta lluvia incesante se sustituyera por un diluvio de palabras, palabras, palabras? “Palabras, palabras, palabras”, como el Hamlet de Shakespeare. Una catarata de sílabas desparramándose por las azoteas y resbalando por los tejados. Lluvia y palabras, palabras y lluvia. Agua que empapa y fecunda la tierra. Lluvia mansa la de estos días, con algún arrebato más colérico, al menos donde yo lo he sentido. Chove miudiño, diría Rosalía de Castro en uno de sus poemas, describiendo con ternura los fenómenos meteorológicos en aquel país de la lluvia. Palabras que fecundan las mentes. Que siga la lluvia, aunque me haya hecho alguna gotera en casa, que se empape y encharque la tierra, que le provea de nutrientes y alimento para que luego brote una hermosa primavera.

 
Deja un comentario

Publicado por en 1 marzo 2018 en Actualidad

 

Etiquetas: , , , ,

Día de difuntos

Pájaro aterido

Pájaro aterido

«Hace en Madrid un frío que se caga la perra. Aun así, no se paran mis ideas, pero sí se congelan mis palabras. Como hablo solo por la calle y no me callo ni debajo del agua, no me he reprimido de hacerlo a pesar de la cuasi congelación imperante en el foro (o sea, Madrid). Se ha producido un curioso fenómeno: conforme mi boca escupía las palabras de mis soliloquios de camino al trabajo (vulgo, chapas), sobre lo divino y lo humano, los verbos, los artículos y las conjunciones copulativas, las diversas partículas de mi desordenada verborrea, caían muert@s al suelo. Sobre todo se desplomaban con gran estruendo las conjunciones copulativas, porque pesan más. Hace tanta rasca que han pasado a mejor vida ipso facto, dejando un reguero de tiernos cadáveres llenos de letras inermes e inertes. Y veo que lo mismo ha ocurrido con las palabras del resto de mis queridos vecinos de portal, que salieron a la calle un poco antes que yo. Según llegué a la boca del metro que tengo a la vuelta de la esquina, la acera estaba llena de mayúsculos y minúsculos cadáveres congelados, de sopas de letras escarchadas. Va a ser un día de intenso trabajo para los barrenderos. Van a tener que instalar también una morgue en la Real Academia de la Lengua (muerta), a la que iremos los deudos de las palabras fallecidas por congelación. RIP.»

 
1 comentario

Publicado por en 24 enero 2011 en Actualidad

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Silencio, se rumian palabras

Biblioteca de Usera (Madrid)

Biblioteca de Usera

En esta vocinglera patria nuestra do los decibelios moran por sus respetos hay verdaderas competiciones por ver quién da la voz más alta. Está en la calle y en las viviendas, en los bares y en los negocios… Qué vocinglerío. Qué nivel de ruido. Dicen que sólo los japoneses nos superan en querencia por el decibelio. Pero en el espacio que compartimos hay remansos de silencio, de apacible silencio en medio del rutinario frenesí ruidoso español. Son las bibliotecas públicas, templos contemporáneos del saber erigidos con el esfuerzo de tod@s, en los que sólo se escucha el rumiar de las palabras, o de los pensamientos. El primer hombre o la primera mujer que apilaron una colección de libros fue un genio, o una genia. El segundo hombre, o la segunda mujer, que decidieron que esos libros no fueran sólo para su provecho, sino para el beneficio de todos sus congéneres, fue un filántropo. Desde entonces todos aleteamos alrededor de los volúmenes de una biblioteca pública como las polillas que se arremolinan en torno a una luz cegadora. Sin que apenas se escuche un susurro. Y, ojo, que este silencio bibliotecario es una rareza en la piel de toro, en donde ya hasta en los museos se pegan voces.

 
Deja un comentario

Publicado por en 16 diciembre 2010 en Historias reales

 

Etiquetas: , , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: