Hipocresía y pregunta

Derecho a decidir
Derecho a decidir

La aprobación de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo, la nueva ley del aborto, ha desencadenado la habitual respuesta cavernaria. Al PP, que anuncia que la llevará al Tribunal Constitucional, cabe hacerle una pregunta: ¿derogarán esta norma si llegan al poder? ¿Derogarían también otras leyes que garantizan avances sociales, como la del matrimonio homosexual? Porque suele ocurrir que los conservadores, que no tienen empacho en ser los primeros en beneficiarse de estas leyes, no hacen nada contra ellas cuando gobiernan, con una actitud singularmente hipócrita (bajo los gobiernos de Aznar se practicaron en España 500.000 abortos). También la jerarquía eclesial, obsesionada desde hace siglos por la reproducción, el sexo y la muerte, ha corrido rauda a exigir su abolición. Es la reacción habitual en los del alzacuellos, siempre tan amigos de darle al altavoz y de que todos digan amén. Estamos en el siglo XXI y las leyes las hacen los hombres y las mujeres; diríjanse a su grey, pero déjennos en paz al resto. Conocí el caso de una mujer a la que, hace un par de años, en plena persecución contra las clínicas abortivas, se le presentó en casa, por la noche, mientras bañaba a sus hijos, una pareja de la Guardia Civil, para revuelo de sus vecinos, preguntándole por qué había abortado, haciéndole sentir como una delincuente. Imagínense cómo se sintió en plena España democrática. Estas situaciones son las que la nueva ley busca erradicar, garantizando para siempre el derecho de la mujer a decidir sobre su maternidad. Tendrán derecho a interrumpir su embarazo hasta la semana 14 sin justificarlo, sin tutelas que valgan; porque ese es su derecho, para despecho de los hipócritas y de los del alzacuellos.

Quince centímetros

Números
Números

Avanza la semana y va sembrando la actualidad de cifras. Un piso, 900 euros y un vehículo de 15 años es el patrimonio que declara el pobre Francisco Camps. Unos 20.000 fueron los manifestantes en Madrid contra la propuesta de retrasar la edad de jubilación de los 65 a los 67 años. 85 fueron los días de huelga de hambre antes de morir que mantuvo el preso político cubano Orlando Zapata. 13,6 son las horas que los españoles pasamos de media navegando en la red frente a las 13 que dedicamos a la semana a la televisión. 132 fueron los votos que sacaron adelante este miércoles en el Senado la nueva y necesaria Ley del Aborto. Más guarismos. París rindió homenaje a los supervivientes republicanos españoles de La Nueve, la primera unidad militar que el 24 de agosto de 1944 penetró en la ciudad para liberarla de los nazis. 0,50 miligramos de alcohol fue la tasa que dio el diputado popular Nacho Uriarte, ya ex vocal de la comisión de seguridad vial del Congreso. 17.000 euros se gastó en líneas eróticas un cura de Toledo, que se prostituía en Internet por 120 euros a la hora y se jactaba de tener un pene de 15 centímetros (la media española está en 14; aparte de meter presuntamente la mano en el cepillo, el pater era fanfarrón).