RSS

Archivo de la etiqueta: cataluña

Declaración de dependencia

Hartito como estaba aquel hombre de tanto enredo catalán, de ensoñaciones, entelequias y arcadias felices que solo existen en las mentes de los locos cariocos, se levantó por la mañana y decidió dirigirle a su amada una declaración  de dependencia. No de independencia, que de eso ya tenía bastante con Puigdemont y sus cuates, sino de dependencia. Dependencia de sus palabras, de sus ojos y de su piel. Aquel hombrecillo perdidamente enamorado mandó las siguientes palabras a su amada, mediante un cablegrama eléctrico remitido desde todos los poros de su piel a la otra piel deseada. Tal vez incluso se lo remitió a través de las conexiones químicas invisibles que se producen entre seres enamorados: “Querida mía, no aguanto más DUIS, más declaraciones vacías, más cuentos a cuenta de la independencia de un cacho de España. Me salen por las orejas tanta soflama, tanta tertulia televisiva, tantos ríos de tinta vertidos. No soporto más tontunas y lo único que me preocupa es en lo que creo que debo ocuparme. En estos momentos de desconcierto, te confieso mi amor pleno y dependiente. En estos tiempos de falsedad descomunal y de la farsa que se ha apoderado de todos los espacios de la vida pública, mi bandera eres tú, mi patria empieza y termina en ti. Tú eres lo que siento como único verdadero en medio de tanta mentira”. ¿No es acaso el amor la más poderosa de las fuerzas del universo?

 
Deja un comentario

Publicado por en 26 octubre 2017 en Actualidad

 

Etiquetas: , , , ,

Qué fue de la verdad

Opinión pública

Opinión pública

En tiempos, lo relevante en periodismo era contar la verdad de los hechos, lo que pasaba, suficientemente contrastado y documentado, de manera que los ciudadanos de este complejo magma social pudieran conformar un elemento fundamental en las democracias modernas y avanzadas: la opinión pública. Ahora todo ha cambiado y lo que importa no es la verdad: es el llamado relato, la manera de inculcar, divulgar e incluso promulgar una versión de las cosas con la que el común de los mortales acabe comulgando. Estas técnicas narrativas empezaron aplicándose al campo del marketing y la publicidad (un famoso libro de hace ya años:Storytelling. La máquina de fabricar historias y formatear las mentes, de Christian Salmon), y han acabado por imponerse en todos los campos. Por supuesto, también en la política cuando la llevan a cabo políticos faltos de escrúpulos: véase la manipulación burda y falaz de los hechos que está haciendo el secesionismo catalán para reivindicarse ante la opinión pública internacional, con muestras tan tremebundas como el reciente vídeo Help Catalonia, inspirado nada más y nada menos que en el caso de Ucrania. Y uno se puede sonreír y condenar prácticas tan burdas desde su sofá, pero, ojo, que una mentira mil veces repetida acaba convirtiéndose en verdad, especialmente cuando los destinatarios son gentes de allende nuestras fronteras que siguen teniendo una imagen prototípica y absolutamente desfasada del país.Y que España, en esto de imagen, es pasto, por mentira que parezca, de una leyenda negra pergeñada hace siglos y que, misterios de la historia, seguimos arrastrando. Ya no importa la verdad, solo cuenta el relato.

 
1 comentario

Publicado por en 19 octubre 2017 en Actualidad, Ocio, cultura y redes

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Maps with seny, ya

Google Maps

Google Maps

En estos días tan modernos en los que todos andamos abducidos por las pantallitas de nuestros cacharritos electrónicos, cuesta mucho salir para afuera. Antes uno se perdía en una ciudad y tenía que preguntar por tal o cual destino. Si uno es hombre y se pierde con facilidad, cual es mi caso, causaba cierta pereza preguntar (al género masculino le cuesta más preguntar, es cierto), porque con frecuencia ponías en aprietos al preguntado, y quien preguntaba tampoco se acababa de aclarar. Ahora poner solución a esos despistes tiene más fácil arreglo con las múltiples aplicaciones de mapitas que llevamos en el bolsillo. Así que cada vez pregunta uno menos. A veces hay despistados que le preguntan a uno por tal o cual calle, pero son los menos, y esta rareza les convierte hasta en sospechosos. ¿No tienen Smartphone a mano o es que esconden alguna aviesa intención? A veces pienso en Carles Puigdemont y la aplicación de mapas que llevará en su teléfono: él ha marcado que su destino es “independencia” y le da igual por encima de donde tenga que pasar y pisar. Leyes, constituciones, todo parece darle igual. ¿El seny / sentido común / sensatez / cordura? Tampoco aparece en su mapa. Si el president hubiera salido a la calle y hubiera preguntado a los viandantes en lugar de tirar tanto de rutas prefijadas y prejuiciosas, se habría encontrado posiblemente con algunos que comulgarían con sus ruedas de molino y con otros muchos que le habrían dicho que la independencia es un camino hacia el abismo y que no se puede construir nada, a estas alturas de la historia, levantando nuevos muros y fronteras. Por cierto, que para esto habría que hacer también una reforma constitucional: para que en el frontispicio y/o preámbulo de cualquier ordenamiento aparezca como principio fundamental que los gobernantes están obligados a conducirse con seny, sensatez, y que sus desvaríos se los guarden para su casa. Y, ya puestos, incluso ese seny los de Google deberían incluirlo en sus maps.

 
Deja un comentario

Publicado por en 13 octubre 2017 en Actualidad

 

Etiquetas: , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: