RSS

Archivo de la etiqueta: concierto

Rock con R mayúscula

Ramoncín, antes de en un emsayo previo a su concierto

Ramoncín, en un ensayo previo al concierto

Me dijo ayer mi hija Estrella: “¡Qué guachi que pudieras saludar a uno de tus artistas favoritos!”. Fue su respuesta cuando le comenté que, el pasado sábado, había tenido oportunidad de darle un abrazo a Ramón, a Ramoncín, cuya música –con la de otros muchos, pero que no son tantos al final-, forma parte de la banda sonora de mi vida, la sinfonía de canciones que nunca me ha abandonado. A Ramón pude darle un abrazo, a modo de pequeño y humilde reconocimiento a un gran artista que ha sido tan injustamente denostado y menospreciado durante muchos, demasiados, años, algo que no comprendí nunca y que solo se entiende por la saña y la inquina que en este país somos tan dados a producir. Se nos da como hongos tirar por tierra a alguien en esta sociedad que tiene rasgos atávicos cuando se pone manos a la obra para generar odios contra alguien. A mí me dieron igual los dimes y diretes estúpidos. Siempre me gustó la música de Ramoncín, el artista al que de siempre le recuerdo dar conciertos tan intensos y generosos como el del pasado sábado en la Sala Joy Eslava de Madrid: dos horas y media de recital, ahí es nada. La misma o similar duración de los conciertos que le escuché cuando era más joven. Y la misma o similar duración que estoy seguro que seguirán teniendo los conciertos que me quedan por escuchar de él. A alguno tendré que llevar a mi hija Estrella, cuando sea un poco más mayor, para que vibre con los himnos de rebeldía y libertad que representa el rock and roll con la R mayúscula de Ramoncín. ¡Yo creo que te gustará, Estrella! Y seguro que a Ramón también le gustará ver cómo su música trasciende generaciones.

 
 

Etiquetas: , , ,

9 de noviembre

Cecilia

Cecilia

Ya pasó el 9 de noviembre, el del ramito de violetas de Cecilia, y la fecha sirvió para celebrar en Madrid un gran concierto de homenaje para el que no había entradas y que me perdí. Pero es grato constatar el recuerdo que tantos y tantas siguen tributando a una artista tan prematuramente desaparecida, en 1976, cuando tan solo tenía 27 años. Yo descubrí a Cecilia cuando era más joven. Y es curioso lo rápido que me enganché a sus tema. Yo, que en aquel entonces tenía una dieta casi exclusiva de blues y rock, me quedé ensimismado con una artista poliédrica e inclasificable, con unos textos de un nivel literario muy destacados, y que desprendía una fuerza casi hipnótica. Cecilia le cantaba a una España que en ese momento se asomaba a la transición democrática tras los cuarenta años de plomo de la dictadura y su música desprendía un aroma de libertad y progreso que la emparentaban con grandes artistas anglosajones del otro lado del charco. Cecilia le cantaba sin complejos a España, y en ella, por desgracia, tan temprano encontró la muerte. Pero su música sigue sonando y ya forma parte de la banda sonara de generaciones y generaciones de compatriotas. Con un pie, por si acaso, siempre en el estribo, como ella cantaba, hay que seguir andando y haciendo camino.

 
Deja un comentario

Publicado por en 13 noviembre 2017 en Ocio, cultura y redes

 

Etiquetas: , , , , ,

 
A %d blogueros les gusta esto: