Mi recomendación para el Día del Libro

El Jardín del Prado
El Jardín del Prado

Este año me cuesta bien poco recomendar un libro para el Día del Ídem, porque este año es especial y no todos los años ocurren cosas tan especiales como este. Y es que mi hermano pequeño se ha hecho muy grande con la publicación de su primer libro, El jardín del Prado, publicado por Espasa y que se presentó en un bonito acto en el Jardín Botánico de Madrid a mediados de febrero, antes de que se cerniera sobre nosotros la maldita plaga.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Y es que hay que ser un loco muy cuerdo, como le ocurrió al Alonso Quijano de Cervantes, al que hoy recordamos, para dedicar años de estudio, por puro y duro amor al arte y a las plantas, a analizar la botánica de los cuadros del Museo del Prado. Eso es precisamente lo que hizo Eduardo, de profesión jardinero. Fruto de su pasión es este libro tan singular, totalmente ilustrado en esta bella edición, en el que Eduardo describe los detalles botánicos de 45 obras maestras de nuestra pinacoteca nacional, entremezclando sus observaciones con reflexiones propias sobre la vida y el arte.

Eduardo firma una obra apasionada y original, en la que, mediante un estupendo estilo literario, toca la fibra del lector y le hace partícipe de los secretos y significados de las plantas en las obras de arte, sin pedantería ni alharacas, sino con mucha sencillez y un marcado sentido humanista. El libro no es un catálogo técnico, ni nada que se le parezca. Es un recorrido por medio centenar de obras de la pinacoteca, pero, también, un paseo por las vivencias de su autor, que ha residido en diferentes países del mundo.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Estamos ante un libro inédito, ante un bello relato que se lee de un tirón, te atrapa y te contagia del afán por aprender de su autor. Sus breves capítulos son un compendio de sensibilidad, de sencillez y de profunda humanidad. Estoy muy orgulloso de mi hermano, el jardinero ahora también escritor. El libro, que ya va por su segunda edición, está acariciando el corazón de mucha gente y, claro, a mí me llena de orgullo que mi hermano haya conseguido su sueño. ¡Esperamos más jardines como este, Edu! Si no me creen, léanlo: verán que esta reseña no es mera pasión de su hermano mayor.

https://platform.twitter.com/widgets.js

 

Rosa con espinas

Primo Levi
Primo Levi

Si se me permite una recomendación bibliófila para este 23 de abril, Día del Libro, hay una que a mí me hizo mi consejera áulica, cuyo asesoramiento siempre sigo, y cuya lectura acabo de terminar. No es un libro actual, pero el tema de fondo que aborda -la dignidad humana frente a la barbarie más monstruosa- está de permanente actualidad, marcado a fuego en el ADN de la historia humana. Se trata del título Si esto es un hombre, del escritor y científico italiano Primo Levi (1919-1987), de familia judía afincada en el Piamonte, y de origen sefardí por cierto. Levi narra de una manera magistral, sin gritar ni vomitar (que sería lo fácil), su estancia en el campo de concentración de Auschwitz, tras la que logró sobrevivir entre otras cosas movido por el afán de contar toda aquella monstruosidad tan inconcebible, para que, como él mismo dice, “la memoria de lo sucedido en el corazón de Europa, y no hace mucho” pudiera servir “de sostén y admonición” para las generaciones venideras. Quizá lo hayan leído; en caso de que no lo conozcan, búsquenlo. Si es para regalo, no necesitarán acompañarlo de una rosa como acostumbran en Cataluña, porque este libro es, en sí mismo, una rosa con espinas resistentes que floreció sobre el inmenso lodazal que fue el nazismo.