RSS

Fuego en el país de la lluvia

18 Oct
Una perrita lleva el cuerpo calcinado de su cría

Una perrita, con el cuerpo de su cría

Ver el país de la lluvia cercado por el fuego causa desasosiego y dolor. Viejos y queridos amigos de Lugo me hablan de la sensación de apocalipsis que han tenido estas jornadas de atrás, con cielos que de repente se volvieron negros y en los que, literalmente, se hizo de noche a plena luz del día como consecuencia de la humareda y de las nubes de ceniza. ¿Qué ha ocurrido para que se pueda llegar a esta situación? Posiblemente la mala fortuna de varios factores combinados –abandono del monte, peligrosas prácticas agrícolas, locura incendiaria…- con un agravante añadido: el cambio climático. No creo que queden ya, a estas alturas, muchos negacionistas de este fenómeno. El primo de Rajoy debió de jubilarse hace tiempo ya. Hace falta estar ciego, o tonto, o ambas cosas, para negar la transformación del clima que estamos sufriendo ya de manera palmaria, con veranos que se prolongan más allá de sus límites habituales naturales y fenómenos naturales fuera de todo control. Las administraciones tienen un papel clave para que el cambio climático no se agrave, pero en manos de todos está, también, que el país de la lluvia y tantos otros lugares no se vuelvan páramos privados de vida.

 
Deja un comentario

Publicado por en 18 octubre 2017 en Actualidad

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: